Los cambios vitales como impulsores del líder interior

Los cambios vitales pueden ser impulsores de tu líder interior. ¿Has visto alguna vez a un polluelo romper el cascarón del huevo al nacer?; ¿a una tortuga salir del huevo enterrado en la arena y dirigirse al océano?; o ¿tal vez has asistido al nacimiento de tu propio hijo?. Todos ellos son momentos especiales y decisivos en la vida, momentos memorables porque la criatura que se abre paso al nacer, se está guiando así misma hacia su destino. Ese “mágico instante” constituye el primer momento en que se muestra el líder interior y el mejor ejemplo que lo simboliza.

Más adelante en la vida se nos vuelven a presentar esos “mágicos instantes”, de nuevo cuando algo interno nos empuja desde dentro y nos hace sentir esa responsabilidad de llevar el mando de la situación, entonces es cuando el líder vuelve a estar presente. Un líder muy concreto, que no se racionaliza como los otros líderes, los de fuera, sino que simplemente lo experimentamos y lo sentimos, porque somos nosotros mismos. Este líder interior, este Yo que nos empuja a responsabilizarnos de lo que hacemos, aparece cada vez que decidimos iniciar un viaje, cada vez que decidimos emprender algo nuevo y cada vez que enfocamos nuestro presente hacia nuestro futuro, sea el que sea. Cuando el camino se reorienta y nos dirige hacia nuestro destino y sentimos que estamos decidiendo por nosotros mismos, estamos siendo de nuevo el líder interior.

Empecé a descubrirlo cada vez que sentía la energía de la intuición susurrándome lo adecuado en cada instante de duda. “Ahí está otra vez mi líder interior” -me decía a mi mismo- y, después de muchas experiencias en ese sentido, hasta he llegado a ponerle nombre, para identificarlo con más claridad y fuerza: Éreon. Ahora lo siento unido a la energía del cambio, a la energía de la transformación que vivo en esta etapa de mi vida. A la puesta en marcha de este nuevo tiempo. No me cabe la menor duda, se trata de un nuevo viaje.

Tanto el líder interior como los cambios beben de la misma energía. Comparten el mismo banquete, porque de eso se trata, de compartir y de celebrar, o ¿acaso no lo hacemos consciente o inconscientemente cada vez que cambia algo en nuestras vidas? Un cambio de trabajo, de casa, de coche, la paternidad, la pareja. En esos momentos de cambio siempre sentimos la necesidad de celebrarlo y compartirlo, porque vuelven a juntarse la energía del cambio y el líder guiándola hacia su destino.

Tanto el líder interior como los cambios beben de la misma energía.

Por simples y rutinarias que puedan parecer las cosas en la vida, siempre están llenas de sentido y de mensajes para nosotros. Ha sido suficiente con mirar en estos días al cielo y el vuelo de las bandadas de aves migrando me ha hecho reparar de nuevo en el cambio y en el líder otra vez juntos. El cambio representado por la migración y el líder abanderando la eficiente formación de vuelo.

El cambio hace que aparezca el líder interno a ponerse al frente de la situación. Cuando me resisto a un cambio, no encuentro mi lugar, porque no se manifiesta mi líder interno y al contrario, cuando lo acepto, no tarda en aparecer Éreon para ponerse al frente a guiar. Si queremos por tanto guiarnos en la vida con el líder interno, lo único que hemos de hacer es aceptar los cambios y fluir con la vida. En caso contrario será otro el que lidere la bandada y la formación y de forma inevitable los cambios sucederán sin que yo participe en ellos.

El cambio hace que aparezca el líder interno a ponerse al frente de la situación.


Acerca de Ángel Casado
Angel está en el programa de formación de coaching Co-Activo de CTI. A lo largo de más de 18 años descubrió en el mundo de la ingeniería y la gran empresa cómo se construyen las grandes obras e infraestructuras. Hoy está descubriendo cómo se construyen las personas así mismas. Ángel es el fundador de Cooking & Coaching, un proyecto en el que se unen la energía de la alimentación y la cocina con el poder transformador del coaching Co-Activo para “cocinar la Vida a tu gusto”. Descubre más cosas en CocinandoLaVidaATuGusto.com

 

 

 

 

Deja un comentario